Una vez que comenzamos a jugar al BlackJack, -peor aún si estamos ganando- el juego suele convertirse en una adicción para seguir jugando, pero la mayoría que juega así, sin paciencia, en otras palabras en forma alocada, por lo general sale perdiendo mucho más dinero de lo que podría tener pensado en un comienzo, por eso acá te recomendamos administrar tu dinero para no tener malos momentos.

Lo primero es que debes plantearte antes de jugar cuanto estas dispuesto a perder, tal vez pueda parecer un poco pesimista pero es así, por ejemplo, te planteas jugar sólo 100 dólares, una vez que lo pierdas es mejor que te retires y no seguir jugando, caso contrario -si por ejemplo- vas ganando 300 dólares lo mejor es reservar el dinero con el que comenzaste en caso de que te vaya mal, y puedas ganar más dinero con mayor seguridad en tu juego.

Siempre asegúrate de jugar reservando un poco más de dinero en el bolsillo, por si hubiera la oportunidad de doblar la apuesta, para que puedas obtener mayor dinero, en caso contrario lo podrías lamentar más adelante.