Este juego tan conocido por todo el mundo, requiere de mucha técnica y suerte, ya que se juega con alrededor de 5 barajas de cartas, para hacer más complicado ganar y sobretodo para bajarle el margen de posibilidades a los expertos en el conteo de cartas.

apuesta

Comencemos explicando que para obtener un BlackJack necesitas un “AS” y otra carta que puede ser un 10, J, Q o una K, lo que te daría en ese mismo momento la victoria sobre el banquero, ya que todos los jugadores juegan contra el banquero. Bueno una vez realizado el BlackJack recibes tu ganancia y media más de lo apostado por realizar la tan anhelada jugada.

Ahora bien, en caso de que el banquero logre hacer un BlackJack automáticamente –antes de cualquiera de los jugadores de la mesa- les gana a todos los jugadores de la mesa así, hayan conseguido todos 21 como cifra.

Pero antes de esto uno puede apostar a “seguro” que quiere decir que cuando la primera carta del banquero es un “AS” es posible que haga BlackJack, por lo que, uno puede apostar a favor de la casa y, si la casa gana, nos llevamos el doble de lo que apostamos, sin perder en esa jugada.