El tan conocido juego del BlackJack tiene muchos detalles que debemos conocer para poder jugar sin temor a nada y sobre todo con la confianza que no se nos está olvidando nada importante.

Una de las cosas que muchos jugadores no saben es que se puede retirar uno del juego y de esta manera perder menos fichas como en un juego normal si creemos que no contamos con una buena mano.

Se trata más que nada de esto: el crupier te da tus cartas, si ves que no son buenas o simplemente que las posibilidades de que ganes son muy pocas, debes retirarte para que no pierdes todas tus fichas sino únicamente la mitad.

Esto lo hacen mucho en los casinos -sobre todo los jugadores más experimentados- porque saben que perder fichas en jugadas sin posibilidades es un grave error que después puede costar mucho.