El juego del BlackJack también tiene otra modalidad de juego que el común y este es el BlackJack Europeo, pero, como es de esperarse, tiene algunas diferencias que pasaremos a detallar a continuación.

Black Jack Europeo

Si en el juego común el crupier juega uno por uno con el jugador acá no, ya que el crupier primero reparte una carta boca arriba a cada jugador, y la segunda recién te la entregará cuando todos hayan tenido la primera carta.

Otro punto fundamental en esta nueva modalidad es que el jugador no puede doblar con cualquier combinación de cartas sino únicamente con 9, 10 y 11. Por una parte es algo favorable ya que las posibilidades de ganar doblando tu apuesta se incrementan.

Y, la última diferencia es que el crupier no comprueba si tiene BlackJack hasta el final –algo que si sucede en el estilo más popular-, de ahí todo lo demás es igual al juego común que todos conocemos, por ejemplo, que el crupier deberá siempre pedir carta hasta que al menos tenga 17, y, las formas de apuesta también son las mismas, como pueden ser la de dividir cartas, apostar a seguro, y de la misma manera si existiera un empate se devolvería tu apuesta original.