El blackjack es aquel juego donde debemos enfrentarnos al crupier que a su vez representa al casino y donde el objetivo es llegar a la cifra de 21, sin pasarnos y si eso ocurriera, pues se considera la cifra de la parte derecha, es decir si se consigue un 26 total, pues simplemente se obtendrá un 6 y la victoria si que será difícil.

Reducir la ventaja de la casa en el Blackjack

Ahora es bueno saber, que la casa siempre tendrá una ligera ventaja sobre el jugador, queramos o no, ya que por eso es la casa y depende de la habilidad de uno poder vencerlos, generalmente al sentarnos ya estamos en una desventaja de un 5 por ciento; pero con algunas estrategias podemos reducir esta cifra hasta lograr quizás a estar de igual a igual con la banca, lo cual de hecho interesará a más de uno.

Lo que puede presentarle una ventaja es considerar la baraja propia, es decir si tenemos un 17 podemos ganar ya que el crupier se podría pasar de 21 y la paga sería nuestra, pero debemos asegurarnos de tener un 17 fuerte primero, es decir un as y un 6 por ejemplo nos dan firmeza y quizás sea el momento de plantarse y otro truco muy recomendable es contabilizar las cartas, para lanzarse al ataque, es decir plantarse y mostrar las cartas, no dejarse guiar por cuantas cartas tenga el croupier, quizás se haya pasado y solo quiera crear un empate, por eso tranquilícese, que de eso se trata de no desesperarse.